Todo lo que hemos aprendido en 25 ferias durante 1 año

Publicado por en

El año pasado estuvimos en 25 ferias en toda España. La gran mayoría fueron en Madrid aunque también nos dejamos caer por Valencia y Barcelona.

Este pasado fin de semana cumplimos un año desde nuestra primera vez. No habríamos hecho 25 ferias si no hubiéramos empezado con la primera. Fue en el Mercado de Diseño. En esta primera feria Víctor y yo nos apostamos cuántas carteras creíamos que podríamos vender, ambos nos equivocamos con la estimación. El post en el que explicamos cómo hackeamos el Mercado de diseño y salimos en Telemadrid lo puedes ver aquí.

Hoy os queremos explicar qué hemos aprendido después de un año como feriantes por si en un futuro queréis lanzar vuestro proyecto lo hagáis eliminando los fallos que nosotros hemos tenido.

1. Ir a ferias y mercados es necesario para dar a conocer tu producto o servicio. Esto aplica a casi cualquier negocio. Ferias de moda, de muestras, de producto...debes saber qué ferias se adaptan a tu negocio. No todas valen ni todas son rentables. El coste de entrada no es muy elevado y la exposición del proyecto es muy valiosa. Esto lo hacen desde ecommerce hasta empresas de tecnología, analiza cuál es el lugar donde deberías mostrarte.

2. A estas ferias no debes ir sólo a vender. También debes ir a hacer contactos y a exponerte. Debes contar a todo el mundo tu historia, el porqué estás allí, qué quieres conseguir, cómo funciona tu producto...cuéntalo todo, recuerda vas a exponer tu marca o proyecto, no solo a vender.

3. Sacarás feedback directo de los clientes. Esto es clave. En el mundo online es muy difícil saber qué opina tu cliente. En las ferias le ves los ojos, ves sus expresiones, interactúas...la idea es que pruebes cómo reaccionan a tus precios, a la calidad de tu producto, a tu historia. Nosotros de aquí sacamos el ticket medio de nuestras carteras, testamos la demanda de la mochila y enseñamos la calidad de nuestra ropa para analizar la acogida. Dudo que haya una forma mejor que probarlo cara a cara con tu cliente potencial. ¿No crees?

4. Cuida tu actitud. Tú expresión y proactividad hará que la gente se acerque. No es lo mismo ver a alguien sonriendo y con predisposición que ver a alguien sentado con el móvil en la mano. Da igual qué hora sea, si es sábado o domingo. No sabes quién es la persona que tienes delante ni si podría ser un contacto interesante. Nosotros conocimos a nuestro contacto de El Corte Inglés en una feria por ejemplo. 

5. Cómo en cualquier proceso de venta hay una conversión: Esto quiere decir que la igual que en la venta online tendrás en un 1,5% a un 3,5% de conversión, son nuestros datos, en una feria también tendrás tasa de conversión. Con la diferencia de que ese primer contacto depende ampliamente de ti. Si paras a 100 personas y le explicas lo que haces o cómo funciona tu producto es posible que un pequeño % te compre. Si paras a 30.000 personas, visitantes estimados al mercado de diseño, obviamente el número de posibles compradores crece. Sin esa primera conversión o primer contacto tus posibilidades se reducen mucho. De ti depende. Nosotros paramos a todos los que pasan cerca de la mesa, les explicamos qué hacemos y les damos una tarjeta con nuestras redes para que entren en la web y podamos hacerles remarkering. Todo suma!

6. Haz contactos: Los negocios los hacen personas, qué mejor que conocer a quién está detrás de los mismos. Conocemos a muchos compañeros que llevan años yendo a ferias y mostrando su proyecto. Es la leche ver cómo van creciendo o cómo se van adaptando al mercado. La parte que más nos gusta de estos eventos es que se podría presuponer que somos competencia unos de otros pero no lo somos. Siempre tratamos de ayudarnos, intercambiamos información sobre captación, logística, otras ferias, colaboraciones...los mercados son un lugar brutal para conocer a gente que está desarrollando cosas. Nosotros intentamos ayudar a todo el que se acerca a vernos y hablamos con todo el mundo. Si vas a una feria deberías hacer lo mismo.

7. Los mercados cansan. Es un hecho. Los lunes después de un mercadillo estás para el arrastre. La única opción que nosotros hemos encontrado es ir formando a gente para que nos ayude. Que entiendan cómo vender, qué decir y que sepan cómo tratar a los clientes y al producto. Y sobre todo. Que tenga la misma motivación que nosotros una vez demos un paso atrás para dejar que ellos se encarguen.

8. No todos los mercados son rentables. Hay mercados donde se vende mejor y otros donde se vende peor. Hay otros que se vende más en sábado que en domingo. No hay una pauta marcada, ningún mercadillo es igual a otro. Desde nuestra experiencia los más rentables son siempre los que haces en tu ciudad, sin pagar transporte ni alojamiento. Si quieres hacer una prueba hazla a nivel local y ve creciendo poco a poco.

Los mercados o ferias son necesarios para hacer crecer un proyecto. En el mundo ecommerce es sencillo poner ejemplo: Pompeii, Hawkers...en el mundo tecnológico existe muchas ferias donde ir a enseñar tu proyecto y tratar de sacar clientes y feedback.

Para nosotros los mercados son una inversión en la que siempre pasa algo interesante. Si estás pensando en lanzar algo te lo recomendamos.

Esperamos vernos en el siguiente ;)

Cualquier duda puedes escribirnos a hola@minimalism.es, compartirlo con un amigo o darte de alta en la newsletter, vienen cosas interesantes, avisamos. 

← Publicación más antigua Publicación más reciente →


comentario


  • Muchas gracias por vuestro contenido. La verdad que para algunos que estamos empezando nos ayuda mucho. Este sábado tenemos nuestra primera feria!!

    Saludos,

    Alejandro Izquierdo en

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados