Charlamos con Rocío Egío, ilustradora de la colección "LA VIDA BIO"

Charlamos con Rocío Egío, ilustradora de la colección "LA VIDA BIO"

Por Jesús Castillejo Gordón

Charlamos con Rocío Egío, ilustradora de la colección "LA VIDA BIO"

"Mayo entrado, un jardín en cada prado" 🌼 

No somos nosotros muy de refranes, pero hay que admitir que suelen contener trazas de verdad.  Estamos a mediados de mayo, la primavera ya está aquí, y la naturaleza nos lo hace saber llenando todos sus rincones de color. Desde Minimalism no podíamos dar la espalda a este torrente de tonalidades, así que aquí está nuestra nueva colección cápsula.

Esta colección es muy especial, ya que la conforman Rocío Egío, ilustradora española que llena el mundo de color y alegría, y Asana, empresa comprometida con el sector de la alimentación y la vida bio.

 

 camisetas-rocio-egio-minimalism-asana-coleccion-capsula

Siguiendo con nuestra premisa de poner a vuestra disposición toda la información posible, hemos hecho una entrevista a Rocío Egío, la artífice de las ilustraciones tan molonas de esta colección titulada "LA VIDA BIO".

 

¡Hola! Cuéntanos un poco sobre ti, ¿quién es Rocío Egío?
Empezando por el principio.... ¡Hola amigos! Mi nombre es Rocío, siempre he sido una niña mega obediente, una niña de 10 que no cuestionaba ni me quejaba, siempre smile. De toda la vida me ha encantado pintar y dibujar y cuando era pequeña soñaba con estudiar bellas artes y ser artista. A mi contexto no es que le hiciera mucho tilín la idea de que fuera artista y muriera de hambre y como ya he dicho, era una niña de 10 y mis capacidades daban para mucho más que pintar.
En mi línea de niña disciplinada, me pareció buena idea dejar mi sueño de bellas artes de lado y seguir con lo que todos apostaban que era lo mejorara mí, estudiar arquitectura. Durante la carrera siempre supe que no iba a trabajar cómo arquitecta, pero aprendí mucho y lo pasé genial. Hice Erasmus en Suiza y luego viví 6 meses en China donde “intenté” aprender mandarín. A mi vuelta del país asiático, terminé el proyecto final de carrera con matrícula de honor (como no, era una niña de 10) y decidí salir de España.

 

rocio-egio-ilustradora-minimalism-coleecion-capsula


Dejar Alicante y mudarme a Suiza era empezar un nuevo capitulo, hice un master en diseño gráfico y empecé a buscar trabajo como diseñadora. Trabajé un par de años, lo justo para ahorrar un poco de dinero y hacer algunos contactos y dimití, tenia muy claro que quería trabajar por mi cuenta. Así que un poco a lo loco y sin ninguna estrategia detrás empecé a trabajar como freelancer.
2018 fue el año en el que me reconcilié con la niña que soñaba ser artista, ahora menos obediente, más madura, con las ideas más claras y más macarra. Estos años he estado trabajando en proyectos varios en diseño gráfico, set design, un poco de retail architecture y sobre todo ilustración. Estos años han sido un regalo, he podido desarrollar (y lo sigo haciendo) mi voz artística, me he dado tiempo a jugar y experimentar y he trabajado con gente y proyectos increíbles por todo el mundo.
Ahora estoy deseando ver qué viene a continuación.

 


¿Cuándo y por qué comienzas a ilustrar?
Siempre he dibujado y creo que el hecho de ser disléxica ha jugado un papel muy importante porque mi cabeza funciona de manera visual.
Para mi, traducir un texto a un lenguaje gráfico, ya sea infografía, ilustración o iconos, es el proceso natural y necesario para procesar y entender información. Recuerdo que cuando estudiaba, hasta que no dibujaba (a modo infografía) el contenido del examen, la información no me calaba. Un párrafo largo me cuesta mucho de procesar y siempre he tirado del lenguaje visual para aprender, comprender y asimilar ideas.

Podemos decir que mi lengua materna es la visual y todo me parece menos complejo con color y formas geométricas, si no estoy dibujando algo, estoy pensando en ello en un lenguaje visual.

 

 

Cuéntanos un poco acerca de tus referentes, esas personas que te inspiran.
Mi abuela Carmen, que es una mujer entregada a su familia, hijos y nietos. En su casa se vive en la abundancia, la abundancia de amor, de generosidad, de alegría y la abundancia en la mesa.
Cualquier persona que toque la puerta está invitada a comer y se comparte todo. Es una cocinera excepcional y siempre quiso montar una panadería.
La abuela Carmen era muy moderna para su tiempo y a mi y a mis primas siempre nos decía “Nena, cuando seas mayor no dependas de nadie, sigue tus sueños y tu carrera, estudia, ten tu trabajo y haz tu vida” Con 7 años yo no entendía mucho todo esto, pero ahora me digo ¡qué razón tiene siempre la abuela Carmen!

 


¿Consideras que el sector de la ilustración español ha llegado a un estado de madurez o aún no?
Hablo sin conocer del todo el contexto. Hace bastantes años que estoy fuera de España el contacto que tengo con el sector de la ilustración en España es más digital que de haberlo vivido en primera persona.
Creo que en España tenemos un valor muy guay, que es nuestra actitud. Somos muy echados para adelante y no tenemos miedo a hacer cosas locas, a experimentar y a innovar, siempre nos salimos de lo establecido y esto es un punto de madurez y de osadía. En mi contexto en Suiza
muchas veces aparece España como referente en el sector y ejemplos de proyectos y festivales que se celebrar allí y me encanta y me enorgullece mucho.
Por otro lado, donde sí que creo que falta crecimiento es en la sociedad. Me parece muy fuerte que la carrera del ilustrador o cualquier carrera creativa o artística no se considere todavía una carrera “seria”. Aquí los ilustradores y creativos tenemos la responsabilidad de educar un poquito para el futuro.

 


Si no hubieses sido ilustradora, ¿a qué te hubiese gustado dedicarte?
Hay un montón de cosas a las que me gustaría dedicarme y creo que ser ilustradora es una etapa, no creo que me vaya a pasar la vida haciendo lo mismo ¿no? Me gustan los cambios y empezar proyectos nuevos así que el baile y la cocina siguen en mi wishlist haha!.
Últimamente estoy muy metida en el mundo de la cocina y seguro que va a coger más fuerza en mis proyectos próximamente. También tengo ganas de probar con la educación, mi madre es maestra y me ha inspirado mucho siempre.

La verdad es que cualquier carrera de expresión artística me encantaría y cuando tienes una marca personal es muy fácil poder aplicar tu universo y experiencia en otro sector y dedicarte a algo nuevo por unos años. Creo que es un buen plan de vida.

 


¿De dónde surge esta conexión tan fuerte con el mundo gastronómico?
Mi abuela Carmen y mi madre, que son de las que he aprendido y sigo aprendiendo mucho.
Somos una familia muy comiente, la comida y el compartir la mesa es un ritual sagrado. No siempre cocina la abuela, mis tíos y mis primos también son unos apasionados y siempre hay una excusa para juntarnos y probar los manjares de uno y otro.
El crecer en este contexto te influye mucho y cuando vivía sola en la universidad pude desarrollarlo y empecé a sacar ese potencial y ese amor a cocinar.
Uno de mis tesoros más preciados son unas tarjetas que encontré hace unos años por casa.
Tarjetas con las recetas de mi abuela escritas a mano en los años 80 que le regaló a mi madre cuando se fue de casa. Esas son las recetas que uso cada día y estoy deseando poder dedicar el tiempo a sacar un libro ilustrado con todas ellas.

 

 

minimalism-margarita-camiseta-rocio-egio


¿Qué has buscado representar, comunicar en esta colección cápsula?
Mis trabajos siempre buscan transmitir un mensaje positivo, optimista y de entusiasmo. Soy una persona que tengo mucha energía y estos valores van muy alineados a mi personalidad. Si una ilustración mía le saca una sonrisa a alguien y le transmite un poquito de JOY para mi es lo más.
El tema de la colección es “LA VIDA BIO” y para mi el climax de este estilo de vida viene con la celebración de la llegada de la primavera. Creo que lo idealizo mucho más por el echo de vivir en Suiza y es que, llega abril y empiezas a vivir tu día a día más fuera que dentro de casa, conectas con la naturaleza, disfrutas de los colores, del cielo azul y de los campos llenos de
margaritas y su aroma. Y por supuesto del comer rico y dulce con las frutas que rebosan en los mercados.
Quería transmitir ese chute de energía y positivismo que te transmite la llegada de la primavera que es el mismo estado de alegría y paz que sientes cuando sigues una vida bio.

 


Una receta sencilla que te mole
La abuela Carmen era muy fan de las ensaladas de fruta (ahora ya no lo es tanto) pero le encantaba preparar ensalada Tutti Frutti de postre. Propongo una receta con las frutas de temporada de nuestra camiseta:

Naranja, melón, ciruelas, nísperos y cerezas cortado todo a cubitos. Jugo de medio limón, un poco de zumo de naranja, hierbabuena picada, miel al gusto y un poco de chocolate negro rallado por encima.

Voilà! Ensalada a tope de luz y color, muy rica para merendar. 🥗 

 

 

¿Qué papel juega el color en tu vida?
Wow! El color para mí es energía que se puede ver y tocar. Es un ingrediente imprescindible en mi trabajo, ropa, casa, decoración y platos de comida.
El color me conecta con mi infancia y el mediterráneo. Hay mucha diferencia de la paleta de color de Alicante (de donde soy) colores brillantes, puros y muy contrastados y los colores de Lausanne (donde vivo) donde todo tiene como una veladura y los colores son más pasteles.
Seguramente mi paleta de colores se habría desarrollado diferente si nunca me hubiera mudado de Alicante, no tendría la necesidad de reconectar con esos colores a través de mi trabajo porque ya estaría en un ambiente coloreado así.
Además, el color me ayuda a enfatizar los mensajes optimistas y positivos que quiero transmitir.
El uso del color es muy poderoso y puede cambiar el estado de ánimo de las personas, es magia.

 


¿Sigues una vida bio? A nivel alimentación, deporte...
Tengo duda, depende de qué entendáis por vida bio al hacerme la pregunta haha! No me siento muy cómoda poniéndome etiquetas.
Para mi llevar una vida bio es llevar una vida en equilibrio. Un balance entre trabajo y ocio, un equilibrio en la alimentación, aunque no sigo ninguna dieta específica, pero me encanta comer rico y cuidar mucho lo que cocino y pongo en mi mesa.
También es muy importante para mi el balance entre el yo y mi vida social, me cuido mucho, me gusta tener tiempo para mi, me encanta pasear por la naturaleza (esto viviendo en suiza es una gozada) hacer deporte, bailar y meditar, eso lo valoro muchísimo también.
Tengo un estilo de vida tranquilo, alineado con mi persona y en bastante conexión con la naturaleza, sí digamos que es Bio :)

 


¿Qué es para ti el minimalismo?
Hay una frase de Constantin Brancusi que define muy bien mi manera de trabajar y mi actitud:


“Simplicity Is Complexity Resolved”



Esta frase también concreta muy bien lo que entiendo como minimalismo, el quedarte con la esencia de las cosas, eliminar los ruidos y las distracciones que no te dejan ver la solución al problema y abrazar lo simple y lo puro. ¡Ojo! Es muy difícil llegar a esa simplicidad en el mundo en el que vivimos, pero si lo podemos aplicar aunque sea solo a algunas facetas de nuestra vida ya es un logro.
Mi trabajo se percibe como limpio, easy, simple o minimalista y creo que de nuevo viene gracias a esa dislexia. El ejercicio de simplificar mucho las cosas y filtrarlas para asimilarlas antes de poder proyectarlas de nuevo me hace ir a la esencia. Por ejemplo el hecho de usar geometrías perfectas o una paleta de colores planos reducida viene de esa obsesión por ir a lo simple y comunicar de una manera “easy”.

 


Resides en Suiza, ¿qué lugar nos recomendarías visitar?
Para los amantes de la ciudad, la oferta cultural en Suiza es una pasada. Eso fue una de las primeras cosas que me llamó la atención. Las ciudades en Suiza son bastante pequeñas, Zurich es la más grande y tiene solo 400.000 habitantes (para comparar, es mas o menos como Murcia) pero aunque las ciudades sean minis, la oferta cultural es increíble, museos, exposiciones, festivales de música, eventos, conciertos. Lo mejor de lo mejor, siempre pasa por aquí. Además todo el país está muy bien conectado en tren y puedes ir de una punta a otra del país visitando ciudades y museos.
Y luego para amantes de la naturaleza Suiza es un paraíso, hay que conocer los Alpes. El verano pasado hicimos un viaje que nos encantó, la Ruta de los Grandes Alpes que va de Evian a Niza. Nosotros salimos de Lausanne y pasamos por Italia también y la hicimos en moto, pero estaba lleno de caravanas y gente que la hace en bici también, ¡Un súper finde! ¡Un súper plan!
Si alguien se anima a venir A Suiza, say ¡Hola! que os cuente más.

 


¿Echas de menos España?
Va un poco por etapas, pero no mucho. Hace 5 años que vivo aquí y estoy muy contenta con mi rutina, dinámica, casa y amigos. Además me siento bastante afortunada porque por mi trabajo y la flexibilidad que te da ser freelancer puedo ir a España y pasar varias semanas trabajando desde allí y recargar pilas.

 

 

IR A LA COLECCIÓN 🍊

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados